StatCounter

jueves, 4 de octubre de 2012

Los Cuatro Principios del Shirk de Muhammad At-Tamimi




En el nombre de Alá, el Misericordioso, el Compasivo

Le pido a Alá, el más Noble, Señor del Gran Trono, que te proteja en esta vida y en la última, que te haga bienaventurado donde quiera que te encuentres, que te haga una persona agradecida cuando se le da, paciente cuando es puesta a prueba, y arrepentida cuando comete una falta, porque en realidad estas tres virtudes son las llaves de la felicidad.
Has de saber – que Alá te guíe a su obediencia – que la hanifía [creencia pura y sincera en el monoteísmo] era la religión de Abraham –la paz sea con él- y consiste en que adores solamente a Alá con sinceridad, como dice:
(Por cierto que he creado a los genios y a los hombres para que Me adoren) (Los Vientos 51:56)
Al haber sabido que Alá te ha creado para adorarle; has de saber que la adoración no es válida como adoración excepto con el monoteísmo, como la oración (Salâh) no es válida como oración excepto con la purificación, entonces, si se incorpora el politeísmo a la adoración la invalida, como la impureza al incorporarse al estado de purificación.
Si has conocido que el shirk al mezclarse con la adoración, la adoración no es aceptada, nulificando las obras, y que la persona que lo realiza morará eternamente en el infierno, habrás entendido la importancia de que aprendas este conocimiento, - espero que Alá te libre de esa trampa- , que es el asociar junto con Alá en la adoración. Alá el Altísimo dice:
Alá no perdona que se Le asocie nada a Él; pero fuera de ello perdona a quien Le place. Quien asocie algo a Alá comete un pecado grave (Las Mujeres 4:48)
Esto es el entendimiento de Cuatro Principios mencionados por Alá en su Libro.


PRIMER PRINCIPIO

Saber que los incrédulos a los cuales exhortó el Mensajero de Alá –que la paz y la misericordia de Alá sean con él- admitían que Alá era el Creador, el Organizador de todos los asuntos y aun así, esto no hacía que fueran musulmanes.
Y la prueba es la Palabra de Alá el Altísimo:
(Pregúntales: ¿Quién os sustenta con las gracias del cielo y de la tierra? ¿Quién os agració con el oído y la vista? ¿Quién hace surgir lo vivo de lo muerto y lo muerto de lo vivo? ¿Quién organiza todos los asuntos? Responderán: ¡Alá! Di: ¿Acaso no Le vais a temer?) (Jonás 10:31)

SEGUNDO PRINCIPIO

Los idólatras alegan: “No les suplicamos ni nos dirigimos a nuestros ídolos excepto para buscar la cercanía y la intercesión ante Alá”. La evidencia contra la “cercanía” es la palabra de Alá el Altísimo:
(Aquellos que toman a otros como protectores [y objeto de adoración] fuera de Él dicen: Sólo les adoramos para que nos acerquen a Alá [e intercedan por nosotros]. Alá juzgará entre ellos [y los creyentes] acerca de lo que discrepan [la unicidad divina y la idolatría]. En verdad Alá no guía a quien es mentiroso e incrédulo) (Los Tropeles39:3)
La evidencia contra la “intercesión” (shafa´ah) es:
(Adoran en vez de Alá lo que no puede perjudicarles ni beneficiarles en nada, y dicen: Éstos son nuestros intercesores ante Alá) (Jonás 10:18) La intercesión es de dos géneros: shafa´ah al-manfiya (intercesión que es rechazada) y shafa´ah al-muzbata (la intercesión que es aceptada y permitida).
La shafa´ah al-manfiya es aquella que se busca en otro que Alá, dice el Altísimo:
(¡Oh, creyentes! Dad en caridad parte de lo que os hemos agraciado antes de que llegue el día en el cual no se aceptará rescate, ni valdrá de nada la amistad ni servirá ninguna intercesión [si perdéis la fe]. Y los incrédulos son los inicuos) (La Vaca 2:254)
La shafa´ah al-muthbata es aquella que se pide de Alá y el intercesor es honrado [por Alá] para interceder y Alá está satisfecho de la persona por la que se intercede, por sus palabras y sus acciones. [La shafa´ah al'muthbata ocurre] después de la anuencia de Alá, como dice el Altísimo: (¿Quién podrá interceder ante Él sino con Su anuencia?) (La vaca 2:255)

TERCER PRINCIPIO

El Profeta –que la paz y la misericordia de Alá sean con él- divulgó su mensaje entre hombres que tenían diferentes tipos de adoración: algunos adoraban ángeles, otros adoraban Profetas y hombres piadosos, otros adoraban árboles, piedras, y de ellos quien adoraba al sol y a la luna. A todos ellos invitó al Islam el Mensajero de Alá –que la paz y la misericordia de Alá sean con él- sin hacer distinción alguna. La prueba es la palabra del Altísimo:
(Entre Sus signos están la noche y el día, el sol y la luna; si realmente es a Él a Quien adoráis entonces no adoréis al sol ni a la luna prosternándote ante ellos, sino adorad y prosternaos ante Alá [solamente] pues es Quien os ha creado) (Los Preceptos Detallados 41:37)
Dice sobre los ángeles:
(Alá no os ordena que toméis como divinidades a los Ángeles y a los Profetas) (La Familia de ´Imrán 3:80) Dice sobre la adoración a los Profetas: (Y cuando dijo Alá: ¡Oh, Jesús hijo de María! ¿Eres tú quien ha dicho a los hombres: Tomadnos a mí y a mi madre como divinidades en vez de Alá? Dijo: ¡Glorificado seas! No me corresponde decir algo sobre lo que no tengo derecho. Si lo hubiera dicho Tú lo sabrías. Tú conoces lo que encierra mi alma, mientras que yo ignoro lo que encierra la tuya. Tú eres Quien conoce lo oculto) (La Mesa Servida 5:116)
La prueba contra la adoración de personas piadosas es:
(Estos buscan el medio de acercarse más a su Señor, para ver quiénes anhelan Su misericordia y temen Su castigo) (El Viaje Nocturno 17:57)
Dice sobre las piedras y los árboles:
¡Cómo es que adoráis a Lât, a ‘Uzza y a Manât [nombres de tres ídolos de los paganos de Quraish]! (La Estrella 53:19)
Dijo Abu Waqid Al Laizi –que Alá esté complacido de él: “Partimos con el Profeta –que la paz y la misericordia de Alá sean con él- hacia Hunain, y nosotros habíamos dejado el Kufr (incredulidad) recientemente, los idólatras tenían un loto en el que solían retirarse y colgaban sus armas, al que nombraban Dhatu Anuat pasamos por un árbol y dijimos: “Oh Mensajero de Alá, haz para nosotros un Dhatu Anuat como ellos poseen un Dhatu Anual” pero é dijo “¡Aláhu Akbar! ¡Aláhu Akbar! ¡Aláhu Akbar! son los caminos, dijeron - Por aquel que tiene mi alma en Su mano - lo mismo que dijeron los Hijos de Israel a Moisés“. [Compilado por At-Tirmidhi (2180) en el capítulo “Lo que sucede al seguir el ejemplo de los antecesores” y dijo “este es un hadiz hassan sahih” y compilado por Ahmad (0/217) e Ibn Abi ´Azm en “As Sunnah” (76) e Ibn Hiban en “Sahih” (6702 Al- Ihsan) e Ibn Hayar lo presentó como Sahîh en “Al Isabah” (216/4)].

CUARTO PRINCIPIO

Los idólatras de nuestro tiempo, cometen un shirk (idolatría, politeísmo) mas grave que el de los antepasados, porque los antepasados recurrían a Alá en momentos de calamidad, pero los idólatras de nuestro tiempo asocian siempre, tanto en tiempos de tranquilidad, como en tiempos de calamidad, la prueba es la palabra de Alá:
(Cuando se embarcan [y son azotados por una tempestad] invocan a Alá con sinceridad [reconociendo que sólo Él debe ser adorado], pero cuando les ponemos a salvo llevándoles a tierra, Le atribuyen copartícipes [nuevamente]) (La Araña 29:65)

No hay comentarios:

Publicar un comentario