StatCounter

sábado, 16 de noviembre de 2013

SONRIE por Omar



Habia una vez un Imam el cual todos sabian que era un hombre severo, reprendia mucho, la gente tenia miedo de que se enfadase y intentaban evitar que el Imam se enfadara, un dia un niño pequeño de seguramente 5 años corriendo dentro de la mezquita tropezo contra el Imam, se cayo al suelo, no se habia hecho daño, pero cuando levanto la vista y observo que habia chocado contra el Imam se quedo quito con la boca abierta, todo el mundo observaba, esperando la reprimenda del Imam al pobre niño, pero paso algo que sorprendio a todo el mundo, el severo y duro Imam sonrio y cojio al niño entre brazos, le preguntaba si se habia hecho daño, de si estaba bien, mostrandose todo el rato cariñoso con el niño, el Imam cambio siguio alesionando sobre las faltas pero ya no tan duramente,pero lo que se obserbaba que se mostraba muy cariñoso con los niños, un dia en una classe sobre como el profeta Muhammad recibia las revelaciones, un chiquillo de 8 años curioso le pregunto al Imam si podia enseñarles como trataba el profeta Muhammad a la gente? todo el mundo esperaba escuchar una bronca por tal interrupción, pero el Imam en vez de eso, dijo que primero concluiria las explicaciones sobre como el profeta Muhammad sws recibia las revelaciones, al concluir, dijo que trataria un tema muy especial, pero antes de empezar dijo a todos los padres presentes que trajeran a sus hijos y hijas, que vinieran las mujeres y los hombres ancianos.

todos estuvieron reunidos pensando que abria un gran anuncio, el Imam dijo " hoy os he congregado a todos para enseñaros unas lecciones sobre enseñanzas de nuestro amado profeta Muhammad sws, esta lección es sobre el amor hacia los niños, os citare los hadices al respeto"


Un día, un beduino vino al Profeta Muhammad y le dijo: «Vosotros besáis a niños pero nosotros no los besamos según nuestras tradiciones. El Profeta (la Paz y las bendiciones de Dios estén con él) contestó: « ¿Qué puedo yo hacer por ti si Dios te ha despojado de compasión?» (Sahih al-Bujari, «Adab», 18; Muslim, «Fadail», 64)

Abu Huraira relató: Un día el Mensajero de Dios (la paz sea con él) estaba en el Bazar de Bani Qainuqa. Se marchó del mercado y yo también. Él volvió a la tienda de campaña de Fatima y preguntó: « ¿Está el pequeño (Hasan) allí?» Luego dijo: «Llama a Hasan». No había pasado mucho tiempo cuando (Hasan) vino corriendo con un collar de cuentas puesto alrededor del cuello. El Mensajero de Dios abrió los brazos y Hasan también lo hizo. El Mensajero de Dios lo abrazó y dijo: «Oh Dios, le quiero, por favor ámalo y ama a aquellos que le aman » Desde que el Mensajero de Dios dijo esto nada ni nadie ha sido más querido por mí que Hasan. (Bujari, «Libas», 58:5545)

el Profeta declaró, «Quienquiera que no sea clemente de sus hijos no es uno de nosotros [Muslim]».


Fui junto con el Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones sean con él) a la vez durante el día, pero él no habla conmigo y yo no hablé con él hasta que llegó al mercado de los Banu Qainuqa `. Volvió a la tienda de Fátima y le dijo: "¿Es el chiquillo (es decir, Al-Hasan) allí?" Estábamos bajo la impresión de que su madre le había detenido para bañarlo y vestirlo y guirnalda con lo dulce guirnalda . No había pasado mucho tiempo que él (Al-Hasan) vino corriendo hasta que los dos se abrazaron, luego el Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones sean con él) dijo: "Oh Allah, yo lo amo; amarlo y amar a quien lo ama. "(Muslim)

Anas ibn Malik (que Allah esté complacido con él), el siervo del profeta, tenía otro recuerdo:

Nunca vi a nadie que fuera más compasivo hacia los niños que el Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones sean con él). Su hijo Ibrahim estaba al cuidado de una nodriza en las colinas alrededor de Medina. Iría allí, y nos gustaría ir con él, y él entraba en la casa, recoger a su hijo y lo beso, y luego volver. (Muslim)

hadiz narrado por Usama ibn Zaid (que Allah esté complacido con él) muestra este aspecto humano de la personalidad del Profeta:

El Mensajero de Dios solía poner en (uno de) sus muslos y se puso a Al-Hasan ibn 'Ali en su muslo otro, y luego abrazar y decir: "¡Oh Allah! Por favor, ten compasión de ellos, pues soy misericordioso con ellos. "(Bujari)

Anas ibn Malik (que Allah esté complacido con él):

El Profeta dijo: "(Le pasa eso) que se inicia la oración con la intención de prorrogarlo, pero al oír el llanto de un niño, acortar la oración, porque sé que los gritos del niño incitar las pasiones de su madre." (Al -Bujari)

Narró Abu Qatada: "El Mensajero de Alá vino hacia nosotros mientras llevaba Umamah la hija de Abi Al-'As (nieta del Profeta) por encima de su hombro. Él oró, y cuando quiso ceder, él la dejó, y cuando se levantó la levantó. "(Al-Bujari)

Narró Umm Khalid: I (la hija de Jalid Ibn Said) se fue al Mensajero de Alá con mi padre y yo llevaba una camiseta amarilla. Mensajero de Alá dijo: " Sanah ,Sanah "(Abd Allah, el narrador, dijo que sanah significa "bueno" en la lengua etíope). Entonces empezó a jugar con el sello de la profecía (entre los hombros del Profeta) y mi padre me reprendió duramente por ello. Mensajero de Alá dijo: "Déjala." El Profeta, entonces, invocar a Alá que le conceda una larga vida tres veces. (Al-Bujari)

Narrado `A'ishah: El Profeta tomó a un niño en su regazo ... y entonces el niño orinó sobre él, así que él pidió agua y la vertió sobre el lugar de la orina. (Al-Bujari)

"Temed a Dios y tratar a sus niños pequeños o adultos [] bastante (con igual justicia)." (Al-Bujari y Muslim)

al terminar el Imam dijo a la gente que debian tratar de seguir el exemplo del profeta Muhammad sws y tratar a los niños con mucho cariño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada