StatCounter

sábado, 19 de abril de 2014

Los meritos de los Ahl Us Sunnah ('Abd Ul Qâhir Al Baghdâdî)




Ash Shaykh 'Abd Ul Qâhir Al Baghdâdî (que Allâh le haga misericordia) dijo :

« Sabe que no existe una sola cualidad, de las cuales los musulmanes sacan un gran orgullo, en el dominio de las ciencias y del conocimiento, en la cual los Ahl Us Sunnah no posea una parte predominante. Ni que decir de los Imâm de los fundamentos religiosos (usûl ud dîn) ni de los sabios de la teología entre los Ahl Us Sunnah.

El primer teólogo (
mutakallim) entre los compañeros fue 'Alî Ibn Abî Tâlib cuando debatió con los khawârij acerca de las promesas y amenazas Divinas. [1] Lo hizo también con losqadariyyah respecto al libre albedrío, y a la determinación del destino. Después de él fue 'Abdu Llâh Ibn 'Umar cuando desaprobó Ma'bad Al Jahnî que se negaba a creer en el destino.

El primero en recurrir a la ciencia del
 kalâm ('ilm ul kalâm) sunni entre los Tâbi'în (Sucesores) fue 'Umar Ibn 'Abd Ul 'Azîz, que es el autor de una obra pertinente en la cual denuncia los errores de los qadari. Después de él fue Zayd Ibn 'Alî Zayn Ul 'Âbidîn, que escribió también sobre el asunto. Tuvo después Al Hasan Al Basrî y la famosa carta que envió a 'Umar Ibn 'Abd Ul 'Azîz en la cual condena a los qadari. Después tuvo [Ibn Shihâb] Az Zuhrî, que entregó a 'Abd Ul Mâlik Ibn Marwân la fatwâ que condena a muerte a los qadariyyah. Después de esta categoría de hombres vino Ja'far Ibn Muhammad As Sâdiq, escribió un libro en el cual fustiga a los qadariyyah y en un otro a los khawârij, y también escribió una obra en la cual condena a los ghuli, la secta de los rawâfid.

El primero en recurrir a la ciencia del
 kalâm entre los eruditos y los grandes shuyûkh de las diferentes escuelas jurídicas fue Abû Hanîfah y Ash Shâfi'î. Abû Hanîfah fue el autor de una obra que condena a los qadariyyah y que intituló Fiqh Ul Akbar, es también autor de una epístola que contiene varios puntos que sostienen el aviso de los Ahl Us Sunnah que afirman que las obras proceden de una voluntad propia capaz de hacer una cosa y su contrario. Ash Shâfi'î es el autor de dos libros sobre la ciencia del kalâm, el primero es Al Barâhimah, el segundo es una crítica contra las tendencias que se desvían.

En cuanto a Al Marîsî, uno de los partidarios de Abû
 Hanîfah, estuvo de acuerdo con losmu’tazilisobre el hecho de que el Coran es creado y les acusó de incredulidad cuando sostuvieron que los actos son creados.

Después de Ash Shâfi'î, vinieron sus alumnos que conciliaron entre la ciencia del derecho (
'ilm ul fiqh) y la del kalâm. Abul 'Abbâs Ibn Surayj fue ciertamente el más versado de ellos en esta ciencia, es el autor de una refutación del libro de Al Jârûf cuando afirman que todas las obras son iguales. [2]

Después fue el Imâm Abul
 Hasan Al Ash'arî que les sucedió y que se volvió como un corte atravesado en la garganta de los qadiriyyah. Entre sus alumnos los más famosos: Abul Hasan Al Bahlî, Abû Abdi Llâh Ibn Mujâhid, son estos que instruyeron los Imâm de su época tales como Abû Bakr Muhammad Ibn Tayb Al Baqillânî, Abû Is-hâq Ibrâhîm Ibn Muhammad Al Asfarânî e Ibn Fawrûk.

Tuvo, antes de este grupo, Abû 'Alî Ath Thaqafî, y en la misma época que él tuvo Abûl 'Abbâs Al Qalânisî que fue el autor de más de 150 obras sobre el
 kalâm.

Hemos encontrado algunos de ellos en nuestra época, como Ibn Mujâhid, Ibn A
t Tayb, Ibn Fawrûk e Ibrâhîm Ibn Muhammad, son todos nuestros maestros y nuestros guías en esta ciencia.

En cuanto a los Imâm en derecho religioso (
fiqh) en la época de los Compañeros y de sus Sucesores (Tâbi'în) así como los que vinieron después de ellos (Tâbi Tâbi'în), han, sin discusión, invadido el mundo con su ciencia. No existe entre ellos gente que no sostenga laSunnah, son más famosos que una bandera que se prendió, y sería demasiado largo enumerarlos todos. [3]

En cuanto a los Imâm en la ciencia del
 hadîth ('ilm ul hadîth) y los que conocen las cadenas de transmisión de los adîth, estuvieron todos siguiendo este sendero pavimentado de buen sentido, sobre el cual ninguna herejía puede mancillarles. Hay, respecto a esta categoría de hombres, bastantes libros que testimonian de su notoriedad para dispensarnos de citar sus nombres. [4] La memoria inalterable no dejo de desfilar entre los poseedores del saber a través de los siglos. Así, entre los Imâm de la recomendación y del ascetismo, estaban, a través de los siglos, sobre esta vía recta respecto a la creencia. [5]

La mayoría de los especialistas del idioma y de la gramática sostenían también la creencia de los
Ahl Us Sunnah. Había, entre la gente de Kûfâ: Al Mufadal Ad Dabî, Ibn Al 'Arabî, Ar Ruwâsî, Al Kisâ°î, Al Farrâ°, Abû 'Ubayd Qâsim Ibn Sallâm, 'Alî Ibn Al Mubârak Al Hayânî, Abû Ash Shaybânî, Ibrâhîm Al Harbî, Tha'lab, Ibn Al Anbârî, Ibn Muqsim y Ahmad Ibn Fâris, todos eran de los Ahl Us Sunnah.

Entre la gente de Ba
sra había Abul Aswad Ad Du°alî, Yahyâ Ibn Ma'mar, 'Îsâ Ibn 'Umar Ath Thaqafî y 'Abdu Llâh Ibn Abî Is-hâq Al Hadramî. Tuvo después de ellos, Abû 'Ammar Ibn Al 'Alâ [...] Al Khalîl Ibn Ahmad, Khalaf Al Ahmar, Yûnus Ibn Habîb, Sibawayhî, Al Akhfash, Al Asma'î, Abû Zayd Al Ansârî, Az Zajjâj, Al Mâzinî, Abû Hâtim As Sijistânî, Ibn Durayd, Al Azharî, y muchos otros lingüistas. Todos sin excepción condenan firmemente a las herejías y se quedan muy alejados de estas. Jamás nos llegó que uno de estos eminentes personajes fue mancillado por una de las herejías de los rawâfid, de los khawârij o de los qadiriyyah.

También fue así con los grandes depositarios de lecturas del Coran y de su exegesis [6], desde la época de los Compañeros hasta la de Mu
hammad Ibn Jarîr [At Tabarî] y sus pares, todos eran de los Ahl Us Sunnah. Fue así con los eruditos en exégesis, excepto algunos heréticos. [7]

Sin olvidar los famosos cronistas de guerra, los biógrafos, los histórianos y los conservadores de las cadenas de narración entre los
 Ahl Us Sunnah. [8]

Pues resulta evidente, a través de todo esto, que todas las virtudes del saber están concentradas en los
 Ahl Us Sunnah, que Allâh nos resucite entre ellos. »

Âmîn.  

Fin de citación.
 
Notas :

[1] Algunos sabios sunni que también dominan el discurso racional lo utilizan para enfrentarse con las tendencias racionalistas y combatirles sobre su propio terreno. [Sabil]

[2] En referencia al corriente que sostiene que cuando hay una divergencia, las pruebas emitidas por los antagonistas son todas justas y que ninguna prevale sobre la otra. [Sabil]

[3] Citemos entre ellos los juristas (
fuquhâ) : Sufyân Ath Thawrî, Al Layth Ibn Sa'd, Sufyân Ibn 'Uyaynah, 'Abdu Llâh Ibn Al Mubârak, 'Abd Ur Rahmân Al Awzâ'î, Mâlik Ibn Anas ect.

[4] Citemos entre ellos los grandes especialistas del
 hadîth: Abû Dâwud As Sijistanî, Abû 'Îsâ At Tirmidhî, Ibn Hibbân, Ibn Khuzaymah, Muhammad Al Bukhârî, Muslim An Naysâbûrî, Muhammad Ibn Mâjah ect.

[5] Citemos entre ellos los
 sûfî : Hishâm As Sûfî, Fudayl Ibn 'Iyâd, Ibrâhîm Ibn Adham, Ibrâhîm An Nakhâ°î, 'Abdu Llâh Al 'Antakî, Al Junayd Al Baghdâdî, Al Hârith Ibn Asad Al Muhâsibî ect.

[6] Citemos entre los transmisores de las 7 lecturas coránicas: Nâfi', Ibn Kathîr, Abû 'Amr Ibn Al Âla'a, Ibn 'Âmir Ad Dimashqî, 'Â
sim, Hamzah, Al Kisâ°î ; y entre los mufassirîn citemos entre otros Mujâhid, 'Ikrimah, Abû Al 'Âliyah, Ar Rabî' Ibn Anas, Qatâdah Al Basrî, Zayd Ibn Aslam, Ibn Jurayj ect.

[7] Podemos citar los
 mu'taziliyyah Al Jubbâ'î y Az Zamakhsharî, entre los más famosos.

[8] Citemos entre ellos los histórianos: Ibn
 Hishâm, Muhammad Ibn Is-hâq, Wahb Ibn Al Munabbih ect.

Referencia :
 Farq Bayn Ul Firâq del Imâm 'Abd Ul Qâhir Al Baghdâdî (que Allâh le haga misericordia).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada