StatCounter

viernes, 15 de noviembre de 2013

La tierra Biblia plana por Robert J. Schadewald



© 1987, 1995 by Robert J. Schadewald
Reprinted from The Bulletin of the Tychonian Society #44 (July 1987)
When I first became interested in the flat-earthers in the early 1970s, I was surprised to learn that flat-earthism in the English-speaking world is and always has been entirely based upon the Bible. I have since assembled and read an extensive collection of flat-earth literature. The Biblical arguments for flat-earthism that follow come mainly from my reading of flat-earth literature, augmented by my own reading of the Bible. Except among Biblical inerrantists, it is generally agreed that the Bible describes an immovable earth. At the 1984 National Bible-Science Conference in Cleveland, geocentrist James N. Hanson told me there are hundreds of scriptures that suggest the earth is immovable. I suspect some must be a bit vague, but here are a few obvious texts:
1 Chronicles 16:30: “He has fixed the earth firm, immovable.”
Psalm 93:1: “Thou hast fixed the earth immovable and firm ...”
Psalm 96:10: “He has fixed the earth firm, immovable ...”
Psalm 104:5: “Thou didst fix the earth on its foundation so that it never can be shaken.”
Isaiah 45:18: “...who made the earth and fashioned it, and himself fixed it fast...”
Suffice to say that the earth envisioned by flat-earthers is as immovable as any geocentrist could desire. Most (perhaps all) scriptures commonly cited by geocentrists have also been cited by flat-earthers. The flat-earth view is geocentricity with further restrictions. Like geocentrists, flat-earth advocates often give long lists of texts. Samuel Birley Rowbotham, founder of the modern flat-earth movement, cited 76 scriptures in the last chapter of his monumental second edition of Earth not a Globe. Apostle Anton Darms, assistant to the Reverend Wilbur Glenn Voliva, America's best known flat-earther, compiled 50 questions about the creation and the shape of the earth, bolstering his answers with up to 20 scriptures each. Rather than presenting an exhaustive compendium of flat-earth scriptures, I focus on those which seem to me the strongest. I also comment on some attempts to find the earth's sphericity in the Bible.
 Scriptural quotes, unless otherwise noted, are from the New English Bible. Hebrew and Greek translations are from Strong's Exhaustive Concordance of the Bible. The Biblical cosmology is never explicitly stated, so it must be pieced together from scattered passages. The Bible is a composite work, so there is no a priori reason why the cosmology assumed by its various writers should be relatively consistent, but it is. The Bible is, from Genesis to Revelation, a flat-earth book.
 This is hardly surprising. As neighbors, the ancient Hebrews had the Egyptians to the southwest and the Babylonians to the northeast. Both civilizations had flat-earth cosmologies. The Biblical cosmology closely parallels the Sumero-Babylonian cosmology, and it may also draw upon Egyptian cosmology.
 The Babylonian universe was shaped like a modern domed stadium. The Babylonians considered the earth essentially flat, with a continental mass surrounded by ocean. The vault of the sky was a physical object resting upon the ocean's waters (and perhaps also upon pillars). Sweet (salt-free) waters below the Earth sometimes manifest themselves as springs. The Egyptian universe was also enclosed, but it was rectangular instead of round. Indeed, it was shaped much like an old-fashioned steamer trunk. (The Egyptians pictured the goddess Nut stretched across the sky as the enclosing dome.) What was the Hebrew view of the universe?



The Order of Creation
The Genesis creation story provides the first key to the Hebrew cosmology. The order of creation makes no sense from a conventional perspective but is perfectly logical from a flat-earth viewpoint. The earth was created on the first day, and it was “without form and void (Genesis 1:2).” On the second day, a vault the “firmament” of the King James version was created to divide the waters, some being above and some below the vault. Only on the fourth day were the sun, moon, and stars created, and they were placed “in” (not “above”) the vault.




The Vault of Heaven
The vault of heaven is a crucial concept. The word “firmament” appears in the King James version of the Old Testament 17 times, and in each case it is translated from the Hebrew wordraqiya, which meant the visible vault of the sky. The word raqiya comes from riqqua, meaning “beaten out.” In ancient times, brass objects were either cast in the form required or beaten into shape on an anvil. A good craftsman could beat a lump of cast brass into a thin bowl. Thus, Elihu asks Job, “Can you beat out [raqa] the vault of the skies, as he does, hard as a mirror of cast metal (Job 37:18)?”
 Elihu's question shows that the Hebrews considered the vault of heaven a solid, physical object. Such a large dome would be a tremendous feat of engineering. The Hebrews (and supposedly Yahweh Himself) considered it exactly that, and this point is hammered home by five scriptures:
Job 9:8, “...who by himself spread out the heavens [shamayim]...”
Salmo 19:1, "Los cielos [ shamayim ] decirle a la gloria de Dios, la bóveda de los cielos [ raqiya ] revela su obra. "
Salmo 102:25, "... los cielos [ shamayim ] eran tu obra. "
Isaías 45:12: "Yo, con mis propias manos, extendió los cielos [ shamayim ] y causó todo su ejército a brillar ... "
Isaías 48:13, "... con mi mano derecha me formó la expansión de los cielos [ shamayim ] ... "
Si estos versos son de una mera ilusión de una bóveda, son sin duda mucho ruido y pocas nueces. Shamayim viene de Shameh , una raíz que significa ser noble. Significa literalmente el cielo. Otros pasajes completan la imagen del cielo como una cúpula física elevada. Dios "se sienta entronizado en el techo abovedado de la tierra [ chuwg ], cuyos habitantes son como langostas. Él extiende los cielos [ shamayim ] como una cortina, que los despliega como una tienda para vivir .. [Isaías 40:22]. " Chuwg literalmente significa "círculo" o "abarcado." Por extensión, puede significar redondez, como en una cúpula o bóveda redondeada. Job 22:14 dice que Dios "anda de aquí para allá en la bóveda de los cielos [ chuwg ]. "En los dos versículos, el uso de chuwg implica un objeto físico, en la que uno puede sentarse y caminar. Del mismo modo, el contexto en ambos casos requiere elevación. En Isaías, la elevación hace que la gente de abajo para buscar más pequeño saltamontes. En el trabajo, los ojos de Dios debe penetrar en las nubes para ver las acciones de los seres humanos a continuación.Elevación también está implícito en Job 22:12: "Ciertamente Dios está en el cenit de los cielos [ shamayim ] y mira hacia abajo en todas las estrellas, altas como son. " Esta imagen del cosmos se ve reforzada por la visión de Ezequiel. La palabra hebrea raqiya aparece cinco veces en Ezequiel, cuatro veces en Ezequiel 1:22-26 y una vez en Ezequiel 10:01. En cada caso, el contexto lo requiera de una bóveda o cúpula literal. La bóveda aparece encima de las "criaturas vivientes" y brilla "como una capa de hielo." Por encima de la bóveda es un trono de zafiro (o lapislázuli). Sentado en el trono es "una forma semejante a los hombres", que es radiante y "como la aparición de la gloria del Señor." En resumen, Ezequiel tuvo una visión de Dios sentado entronizado en la bóveda del cielo, tal como se describe en Isaías 40:22. 


La forma de la Tierra
Haciendo caso omiso de la cúpula, la planitud esencial de la superficie de la tierra es requerida por versos como Daniel 4:10-11. En Daniel, el rey "vio un árbol de gran altura en el centro de la tierra ... llegar con su parte superior hacia el cielo y visible a puntos más lejanos de la tierra." Si la Tierra fuera plana, un árbol lo suficientemente alto podría ser visible a "puntos más lejanos de la tierra", pero esto es imposible en una Tierra esférica. Del mismo modo, en la descripción de la tentación de Jesús por Satanás, Mateo 4:08 dice: "Una vez más, el diablo le llevó a un monte muy alto, y le mostró todos los reinos del mundo [ cosmos ] en su gloria. "Obviamente, esto sería posible solamente si la Tierra fuera plana. Lo mismo puede decirse de Apocalipsis 1:07: "He aquí que viene con las nubes! Todo ojo le verá ... " 



Los cuerpos celestes
Los hebreos consideran los cuerpos celestes relativamente pequeño. La historia de la creación del Génesis indica el tamaño y la importancia de la tierra en relación con los cuerpos celestes de dos maneras, en primer lugar por el orden de la creación, y la segunda por sus relaciones de posición. Tenían que ser pequeño para caber dentro de la bóveda del cielo. Tamaño pequeño también está implícito en Josué 10:12, que dice que el sol se detuvo "en Gabaón" y la luna "en el valle de Ajalón."
 Además, la Biblia frecuentemente presenta cuerpos celestes como los seres vivos exóticos. Por ejemplo, "En ellos [los cielos], una tienda de campaña es fija por el sol, que sale como un esposo de su palio nupcial, regocijándose como hombre fuerte para correr su carrera. Su ascendente está en un extremo de los cielos, su circuito toca sus confines, y no hay nada oculto de su calor (Salmo 19:4-6) "Las estrellas son semidioses antropomorfos.. Cuando se colocó la piedra angular de la tierra "las estrellas todas del alba alababan, y todos los hijos de Dios gritaban en voz alta (Job 38:7)." La estrella de la mañana es censurado por tratar de poner su silla sobre la de otras estrellas:
Usted pensó en su propia mente, voy a escalar los cielos, pondré mi trono por encima de las estrellas de Dios, me sentaré en la montaña donde los dioses se reúnen en los recovecos más lejanos del norte. Me levantaré por encima de las nubes-bancos y seré semejante al Altísimo (Isaías 14:13-14).
Deuteronomio 4:15-19 reconoce el estatus de dioses de las estrellas, señalando que fueron creados por otros pueblos a adorar. Las estrellas pueden caer de los cielos según Daniel 8:10 y Mateo 24:29. La misma idea se encuentra en los siguientes extractos de Apocalipsis 6:13-16:
... Las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como los higos sacudida por un fuerte viento, el cielo se desvaneció como un pergamino que se enrolla ... ellos gritaban a las montañas ya las peñas: "Caed sobre nosotros y ocultar nos de la faz de Aquel que está sentado en el trono ... "
Esto es consistente con la cosmología hebrea ha descrito anteriormente, pero es absurdo a la luz de la astronomía moderna. Si una estrella por no hablar de todas las estrellas en el cielo "cayó" en la tierra, no se estaría gritando desde cualquier montaña o peñasco. El autor considera las estrellas objetos pequeños, todos los cuales podrían caer a la tierra sin erradicar la vida humana. Él también vio el cielo como un objeto físico. Las estrellas están en el interior del cielo, y caen antes de abre el cielo. Cuando se llevaron lejos, revela Aquel entronizado por encima (ver Isaías 40:22).
Los argumentos más débiles
 Piso creacionistas de tierra también ofrecen algunos argumentos bíblicos que son (en mi opinión) débil, ambigua, errónea o irrelevante. (Irónicamente, son éstas las que los apologistas de la esfericidad generalmente optan por tratar en sus refutaciones a los creacionistas de tierra plana!) Los argumentos débiles y ambiguos pueden ayudar a mantener una visión acumulativa, pero no son suficientes por sí solos.
 Uno de los argumentos bíblicos más débiles es que el cielo, literalmente, tiene aberturas (ventanas) que Dios puede abrir para permitir que las aguas sobre la caída a la superficie en forma de lluvia (ver Génesis 07:11, Génesis 08:02, Isaías 24:18-19, Jeremías 51:15-16 y Malaquías 3:10). Si bien la idea y las escrituras son ciertamente consistente con la tierra plana cosmología, podrían (por ejemplo) se refieren a las aberturas en una cáscara esférica que rodea una Tierra esférica. Lo mismo se aplica a la Torre de Babel historia en Génesis 11:04, a menudo citado como un intento de llegar literalmente los cielos.
 Del mismo modo, una Tierra plana con frecuencia citan los numerosos versículos del Antiguo Testamento que se refieren a los cimientos de la tierra (véase 2 Samuel 22:16, Job 38:4, Salmo 18:15, Proverbios 8:29, Isaías 24:18, y muchos otros). Las fundaciones son, sin embargo, bastante bien cubiertos por geocentralidad. Nadie podría argumentar a favor de una tierra plana únicamente sobre la base de las cotizaciones "fundaciones".
 Otro argumento menos que concluyentes de que la Biblia es un libro de la tierra plana es sus referencias de la tierra "esquinas". Por ejemplo: "Después de esto, vi a cuatro ángeles apostados en las cuatro esquinas [ gonia ] de la tierra que frenan los cuatro vientos ... (Apocalipsis 07:01). "apologistas esféricos se apresuran a señalar que el griego gonia puede referirse a las regiones en lugar de puntos. La mayoría de las traducciones de la Biblia optar por puntos (la versión Reina Valera dice "en los confines de la tierra"), lo que implica que el escritor ve la tierra habitable como un área de cuatro esquinas. (Esto era de hecho la forma en que muchos clérigos primeros interpretaron [Cosmas, 548]. El modelo de la tierra plana moderna no tiene esquinas literales.) Las esquinas pueden, sin embargo, aquellas regiones en los extremos de la tierra a que se refiere por Jeremías : "[H] e nos lleva a la nubes de lo postrero de la tierra, abre brechas para la lluvia y saca el viento de sus depósitos (Jeremías 51:16)." Vamos a volver a los confines de la tierra.
 La visión bíblica del universo es relativamente clara y consistente. Declaraciones bíblicas que influyen en la cosmología son (con una posible excepción aún no se ha discutido), en consonancia con la conocida tierra plana cosmologías del antiguo Cercano Oriente, pero a menudo son de plano con-tradicted por la ciencia moderna. ¿Cómo apologistas esféricas respuesta? 



Apologetics esféricos
Los que afirman apoyo bíblico para una Tierra esférica generalmente ignoran este bosque de consistencia y se centran en uno o dos árboles aberrantes. Algunos se refugian en la audacia.Henry Morris, presidente del Instituto para la Investigación de la Creación, cita uno de los versos más explícita de la tierra plana en el Antiguo Testamento, Isaías 40:22, el versículo "saltamontes" antes citado como evidencia de la esfericidad de la Tierra. Citando la versión del Rey James "que está sentado sobre el círculo de la tierra" Morris ignora el contexto y los saltamontes y afirma "círculo" debe decir "esfericidad" o "redondez" [1956, 8]. Esta estrategia de divide y vencerás es pobre erudición y peor lógica.
 Los esfuerzos heroicos se han hecho por los apologistas de explicar el firmamento, que encierra los cuerpos celestes, tiene aguas por encima de ella, y es una obra maestra de la artesanía probar del Creador. El difunto Harold W. Armstrong sostuvo que es el espacio newtoniano vacía, y que las "aguas arriba" todavía rodean los bordes del universo, aunque tal vez no en forma líquida [1979, 26]. Esto simplemente hace caso omiso de las dificultades e inventa pruebas. Gerardus Bouw trató de identificar el firmamento como un plenum matemática [1987]. En mi opinión, es un grave error de reinterpretar los documentos antiguos para obligar a sus autores a hablar con las voces modernas. Gary Zukov [1979] y Fritjof Capra [1976], por ejemplo, leer la física moderna en las enseñanzas del misticismo oriental. Considero que todos los intentos igualmente sospechosas.
 Tal vez la escritura más frecuentemente ofrecida como prueba de esfericidad de la tierra es la versión King James de Job 26:7, "El extiende el norte [ tsaphon ] sobre vacío, y cuelga la tierra sobre nada [ beliymah ]. "(The Nueva Inglés Biblia lo traduce: "Dios extiende el dosel del cielo sobre el caos y suspende la tierra en el vacío.") No está claro lo que esto significa. El hebreo tsaphon significa literalmente oculto u oscuro, y se utiliza en referencia a las regiones del norte. Beliymah literalmente significa "nada". Esto estaría en contradicción con todas las escrituras que dicen que la tierra descansa sobre cimientos, pero que la interpretación no es necesaria. Volveremos a Job 26:7 tarde.
 Hablando de las fundaciones, Gerardus Bouw, en un documento sin fecha titulado "La forma de la Tierra", cita un aluvión de escrituras acerca de los fundamentos de la tierra o el mundo como prueba de esfericidad. Todos (o casi todos) de estos versículos se han utilizado tradicionalmente por creacionistas de tierra plana para probar la tierra plana. Si uno ve la tierra como una estructura arquitectónica con piso, muros cortina, y un techo, es natural suponer que tiene bases (y, por cierto, uno de los pilares). ¿Por qué una esfera tendría fundamentos me escapa. El argumento de Bouw que estas escrituras se refieren al núcleo de la Tierra parece tensa en el mejor. También tensa es la interpretación de Bouw de "los confines de la tierra", como los puntos más distantes de Jerusalén, y su identificación de la península de Chukchi de la Unión Soviética, Alaska, Cabo de Hornos, y el extremo sureste de Australia como las "cuatro esquinas" de la tierra.
 Más interesante el argumento de Bouw de esfericidad se basa en el evangelio de Lucas. Él compara la versión del Rey James de Lucas 17:31 y 17:34. El primero dice "En aquel día , el que esté sobre el tejado ... "y el segundo" en esa noche estarán dos en una cama ... "(la cursiva es nuestra). Bouw continuación cita 1 Corintios 15:52 para argumentar que los sucesos son simultáneos, alegando simultaneidad es posible sólo en una Tierra esférica. En primer lugar, esta última afirmación es errónea. El moderno (aunque no la antigua) modelo de tierra plana ha día y de la noche que ocurren simultáneamente en diferentes puntos de la tierra. En segundo lugar, el griego hemera se utiliza mucho como el Inglés "día." Podría significar las horas del día, un día de 24 horas, o (en sentido figurado), una época de la longitud especificada. Tercero, Lucas parece haber sido escrito en sentido figurado, y citando a Pablo a probar lo contrario lleva a la pregunta.
 Uno de los argumentos más esférica merece atención. La Conferencia Nacional de Creación 1985 en Cleveland terminó con un debate formal sobre los méritos relativos de heliocentrismo y geocentrismo. Richard Niessen de Christian Heritage College, la defensa de la visión copernicana, comentó que la Biblia enseña una Tierra esférica, ya que trata de norte a sur como absolutos, pero este y el oeste como relativo. Como prueba de esto último, citó el Salmo 103:12, que dice: "Por lo que el oriente del occidente, así aleja poner nuestras transgresiones de nosotros." Una vez más, el modelo de la tierra plana moderna sostiene que el norte y el sur son absolutos, pero este y el oeste son relativos. En el antiguo modelo de la tierra plana, sin embargo, este y oeste eran tan distantes entre sí como se puede conseguir, lo que parece ser la imagen Salmo 103:12 tenía la intención de invocar.
 En mi opinión, todos los argumentos para demostrar que la Biblia enseña una tierra esférica son débiles si no equivocada. Por otro lado, la tierra plana cosmología descrita anteriormente es históricamente consistente y requiere ninguno de los alegatos especiales parecer necesario armonizar la Biblia con la esfericidad. 



El Libro de Enoc
La cosmología se ha descrito anteriormente se deriva de la Biblia misma, siguiendo el siglo 19a Tierra plana. Algunas de las pruebas es más ambigua de lo que quisiéramos. Las ambigüedades en los documentos antiguos a menudo puede ser dilucidado mediante la consulta de documentos de la época. El antiguo documento más importante que describe la cosmología hebrea es 1 Enoc (a veces llamado el Libro Etíope de Enoc), uno de esos largos, inconexas, tijeras y pegar trabajos amados por los escribas antiguos. Para una docena de siglos, los eruditos europeos conocían 1 Enoc sólo de numerosos pasajes que se conservan en la literatura patrística. En 1773, el aventurero escocés James Bruce encontró copias completas en Etiopía.
 Numerosos manuscritos de 1 Enoc han encontrado desde entonces en los monasterios etíopes. Vuelta de los eruditos del siglo concluyó que partes del libro son pre-macabeos, y la mayoría (quizás todos) de que fue compuesta por 100 BC [Charles, 1913]. Estas conclusiones fueron reivindicados en gran medida cuando se encontraron numerosos fragmentos de 1 Enoc entre los llamados Rollos del Mar Muerto en Qumran. Ha habido dos grandes traducciones de 1 Enoc, 1913 Traducción de RH Charles y la traducción en 1983 por E. Isaac inglés. Todas las citas que siguen provienen de la traducción más reciente.
 La importancia de 1 Enoc es poco apreciado fuera de la comunidad académica. La comparación de su texto con los libros del Nuevo Testamento revela que muchas doctrinas Enoc fueron tomados por los primeros cristianos. E. Isaac escribe:
No hay duda de que el 1 Enoc era influyente en moldear las doctrinas del Nuevo Testamento acerca de la naturaleza del Mesías, el Hijo del hombre, el reino mesiánico, demonología, el futuro, la resurrección, el juicio final, todo el teatro escatológico, y el simbolismo. No es de extrañar, pues, que el libro estaba muy bien considerado por muchos de los Padres apostólicos y de la Iglesia [1986, 10].
Primero Enoc influencia Mateo, Lucas, Juan, Hechos, Romanos, y varios otros libros del Nuevo Testamento. El castigo de los ángeles caídos se describe en 2 Pedro parece venir directamente de 1 Enoc, al igual que muchas de las imágenes (o incluso texto) en el Apocalipsis. La Epístola de Judas contiene la evidencia más dramática de su influencia cuando se castiga a los "enemigos de la religión", como sigue:
Fue a ellos que Enoc, séptimo nieto de Adam, dirigió su profecía cuando dijo: "He visto al Señor vienen con sus miríadas de ángeles, para llevar a todos los hombres a juicio y dejar convictos a todos los impíos de todas las obras impías que habían cometido, y de todas las desafiantes palabras que los pecadores impíos han hablado contra él (Judas 14-15). "
La cita urbano, a 1 Enoc 1:9, se encuentra en el original hebreo en un fragmento de Qumran recientemente publicado [Shanks, 1987, 18]. Al atribuir la profecía de Enoc, Jude confiere el carácter inspirado en el libro. Primero Enoc es importante por otra razón. A diferencia de los libros canónicos de la Biblia, que (en mi opinión) no fueron pensadas para enseñar ciencias, las secciones de 1 Enoc tenían la intención de describir el mundo natural. El narrador a veces suena como un siglo segundo antes de Cristo Carl Sagan explica los cielos y la tierra de las masas de admiración. El Enochian cosmología es precisa-mente la tierra plana cosmología previamente derivados de los libros canónicos.

Los confines de la tierra
 El ángel Uriel Enoc guiada en la mayoría de sus viajes. Se hicieron varios viajes hasta los confines de la tierra, donde la cúpula del cielo descendió a la superficie. Por ejemplo, Enoc dice:
Me fui a los extremos de la tierra y vi allí grandes bestias, cada una diferente de las otras y diferentes aves (también) que difieren entre sí en apariencia, belleza y voz. Y al este de esas bestias, vi a los fines últimos de la tierra, que se basa en el cielo. Y las puertas del cielo se abrieron, y vi cómo las estrellas del cielo salen ... (1 Enoc 33:1-2).
(El lector perspicaz notará lo que sospecho que es un error de edición en la traducción Isaac. La tierra descansando en el cielo, no tiene sentido. RH Charles tiene, "en que se apoya el cielo.") Una vez más, Enoc dice: "Yo fui en dirección al norte, hasta los extremos de la tierra, y no en el extremo de todo el mundo que vi un asiento grande y glorioso. Hay (también) vi tres puertas abiertas del cielo, cuando sopla frío, granizo, heladas, nieve, rocío y la lluvia, a través de cada una de las (puertas) los vientos proceden en dirección noroeste (1 Enoc 34:1 - 2) ". Esto concuerda bien con Jeremías 51:16, que dice," que nos lleva a la neblina desde los extremos de la tierra, que abre brechas para la lluvia y saca el viento de sus depósitos. "En los capítulos siguientes, viajes Enoch "hasta los confines extremos de la tierra", en el oeste, sur y este. En cada lugar que vio tres "puertas abiertas de los cielos". Más
 Había otras cosas que se verán en los extremos de la tierra. Anteriormente, aplazó el examen de la versión King James de Job 26:7, "El extiende el norte sobre vacío, y cuelga la tierra sobre nada. "En varias ocasiones en que Enoc y el ángel están más allá de la cúpula del cielo , Enoch comenta que no hay nada por encima o por debajo. Por ejemplo, "Y llegué a un lugar vacío. Y vi (allí) ni el cielo por encima ni por debajo de la tierra, sino un lugar caótico y terrible (1 Enoc 21:1-2). "¿Podría ser este el tipo de la nada que se refiere el trabajo?
Un ángel también mostró Enoc los almacenes de los vientos (18:01) y la piedra angular de la tierra (18:02).

El Sol y la Luna
 ¿Y el sol y la luna? Salmos 19:4-6 (citado anteriormente) sugieren que los agujeros del sol hasta en los confines de la tierra hasta que es hora de levantarse. Enoc amplía esta idea. En 1 Enoc 41:5, "vio los almacenes del sol y de la luna, desde qué lugar salen y al que regresan a su lugar ..." Además, "mantienen la fe de uno con otro: de acuerdo con un juramento se fijan y se levantan ".
 Enoc habla de los movimientos solares y lunares en detalle, explicando por qué las aparentes azimut de la salida y la puesta varía según la temporada. La explicación, que se encuentra en la sección llamada "El Libro de las luminarias celestiales", comienza así:
Este es el primer mandamiento de las luminarias: el Sol es una luminaria cuya salida es una apertura de los cielos, que es (que se encuentra) en la dirección de este, y cuya entrada es (otra) la apertura de los cielos, (que se encuentra) en el al oeste. Vi seis aberturas por las que el sol sale y seis aberturas por las que se propone. La luna también sale y se pone a través de los mismos orificios, y son guiados por las estrellas, junto con aquellos a los que conducen, son seis en el este y seis en el cielo del oeste. Todos ellos (están dispuestos) uno tras otro en un orden constante. Hay muchas ventanas (ambos) a la derecha y la izquierda de estas aberturas. Primero sale la gran luz que se llama el sol, su redondez es como la redondez del cielo, y está totalmente lleno de luz y calor. El carro en el que se asciende es (impulsada por) el viento que sopla. El sol se pone en el cielo (en el oeste) y retorna por el noreste con el fin de ir hacia el este, sino que se guía por lo que deberá llegar a la puerta del este y el brillo en la cara del cielo (1 Enoc 72:2 - 5).
Las aberturas en la bóveda del cielo, en el este y el oeste se hacen coincidir con las estaciones. En el día más largo del año, el sol sale y se pone a través del par septentrional. En el día más corto, sale y se pone a través del par austral. Las rutas de retorno del sol y la luna están fuera de la cúpula. Tal vez que descansen en sus "almacenes" durante su tiempo libre. 



Las Estrellas Al igual que la Biblia, 1 Enoc representa típicamente estrellas como vivientes, seres antropomorfos. Los Hijos de los Dioses también se tratan en 1 Enoc, y se asocian con las estrellas.Esto es consistente con Job 38:7, que dice que cuando se colocó la piedra angular de la tierra "las estrellas todas del alba alababan, y todos los hijos de Dios gritaban en voz alta."
 Como se mencionó anteriormente, Mateo 24:29 y Apocalipsis 6:13 cantidad de estrellas que caen a la tierra. La imagen viene de Enoc, pero Mateo y Juan omite algunos detalles. En 1 Enoc 88:1, una estrella que cayó del cielo es tomado, atado de pies y manos, y arrojado a un abismo. Unos versículos más adelante, otras estrellas ", cuyos órganos sexuales eran como los órganos de los caballos" están igualmente obligados de pies y manos y arrojado "en los hoyos de la tierra (1 Enoc 88:3)."
 La mayoría de las estrellas sólo tiene que ir a través de sus movimientos la noche tras noche. Algunas estrellas nunca se ponen, y Enoc se muestran sus carros (1 Enoc 75:8). Estrellas que sí salen y se ponen lo hacen a través de aberturas en la cúpula, como el sol y la luna. Dios, de acuerdo a 1 Enoc, corre un universo hermético y las estrellas que no llegan a tiempo son arrojados a la cárcel celestial. Mostrando Enoc una escena infernal, el ángel Uriel explica:
Este lugar es el final (definitivo) de los cielos y de la tierra: es la casa de la cárcel para las estrellas y las potencias de los cielos. Y las estrellas que ruedan sobre sobre el fuego, que son los que han transgredido los mandamientos de Dios desde el principio de su aumento, ya que no llegaron puntualmente (1 Enoc 18:14-15).
Enoc no se le dijo la frase por el aumento llega tarde, pero Uriel tarde le muestra otras estrellas ", que han transgredido los mandamientos del Señor", para el que fueron hace entre diez millones de años de dificultades (1 Enoc 21:06). Enoc también vio un lugar aún más terrible, una prisión de fuego donde los ángeles caídos fueron detenidos para siempre (1 Enoc 21:10). 1 Enoc merece un estudio por su cosmología, pero hay mucho más de interés. Es profundamente influenciado la escatología cristiana, y es una lectura necesaria para cualquiera que trate de entender hebreo pensamiento religioso en los albores de la era cristiana.
Conclusión
A partir de su contexto geográfico e histórico, se podría esperar que los antiguos hebreos que tienen una cosmología tierra plana. En efecto, desde el principio, los cristianos ultraortodoxos han Tierra plana, con el argumento de que para creer lo contrario es negar la verdad literal de la Biblia. Las implicaciones de la tierra plana de la Biblia fueron redescubiertas y popularizado por los cristianos de habla Inglés en el siglo de mid-19th. Eruditos bíblicos liberales después derivan de la misma opinión. Por lo tanto, los estudiantes con puntos muy dispares de vista independiente concluyó que los antiguos hebreos tenían una cosmología plana la tierra, a menudo derivando este punto de vista de la Escritura sola. Sus conclusiones fueron confirmadas dramáticamente por el redescubrimiento de 1 Enoc. 



Notas
 Armstrong, Harold, 1979. "El universo en expansión y la Creación." En recuperar la tierra (ensayos y trabajos técnicos de la Convención del 15 º Aniversario de la Asociación Bible-Science, 12 a 15 agosto, 1979), pp 22-27. Minneapolis: Asociación Bible-Science.
 Bouw, Gerardus, nd "La forma de la Tierra." Aportes de la Costa Norte de la Biblia Science Association No. 2. Cleveland: Asociación Bible-Science Northcoast.
 Bouw, Gerardus, 1987. "El Firmamento." En Boletín de la Sociedad Tychonian , n. 43 (abril de 1987), pp 11-20.
 Capra, Fritjof, 1976. El Tao de la Física . Vuelva a imprimir. New York: Bantam Books, 1977
 Charles, RH, 1913. "Libro de Enoc." En Los apócrifos y Pseudepigrapha del Antiguo Testamento en Inglés , v 2, editado por RH Charles, pp 163-281. London: Oxford University Press.
 Indicopleustes Cosme, 548. Topographia Christiana . Traducido por JW McCrindle. London: The Hakluyt Society, 1897.
 Darms, Anton, 1930. "La enseñanza de la Palabra de Dios respecto a la creación del mundo y de la forma de la Tierra Cincuenta preguntas y respuestas," Hojas de Curación , v 66, n. 9 (10 de mayo de 1930), pp 176-179, 182-184.
 Isaac, E., 1983. "1 (Apocalipsis Etíope de) Enoc." En el Antiguo Testamento Pseudepigrapha: Literatura y Testamentos apocalíptico , editado por James H. Charlesworth, pp 5-89. Garden City, Nueva York: Doubleday & Company, Inc.
 Morris, Henry M., 1956. La Biblia y la ciencia moderna . Edición revisada. Chicago: Moody Press.
 Rowbotham, Samuel Birley, 1873. Tierra Not a Globe . London: John B. Día. 2 ª edición.
 Shanks, Hershel, 1987. "No dejes que el Pseudepigrapha asustarte," Bible Review , v 3, n. 2 (verano 1987), pp 14-19, 34-37.
 Strong, James, 1894. La Concordancia Exhaustiva de la Biblia . Vuelva a imprimir. Nashville: Abington Press, 1978.
 Zukov, Gary, 1979. The Dancing Wu Li Masters . New York: William Morrow and Company, Inc.

 http://usislam.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada