StatCounter

sábado, 12 de julio de 2014

La frase del tawhîd y su sentido (Ahmad Mash-hûr Al Haddâd)




Al Imâm Al Habîb Ahmad Mash-hûr Al Haddâd (que Allâh le haga misericordia) dijo : 
  
« « Lâ ilâha illa Llâh » ; una frase sublime por su sentido, breve por su construcción, amplia por sus efectos, noble por su rango, brillante por su luz y única por su merito. Se compone de cuatro palabras sobre las cuales se basan la fe y se situa la qiblah. Es la frase dada en cada Libro que Allâh hizo descender hacia cada uno de Sus nobles mensajeros, y por la cual estamos salvados de los fuegos [del Infierno] y obtenemos la felicidad eternal en los jardines [del Paraíso]. Allâh (exaltado sea) dijo :
 « Sabe que no hay dios sino Allah! » [Sûrah 47 – Âyah 19] y « Yo soy Allah, no hay dios excepto Yo; adórame! » [Sûrah 20 – Âyah 14]. « Allah, no hay dios sino Él, el Viviente (Al Hayy), el Sustentador(Al Qayyûm) ! » [Sûrah 2 – Âyah 255]. « Allah, no hay dios sino Él, Suyos son los nombres más hermosos. » [Sûrah 20 – Âyah 8] y « Antes de ti no enviamos ningún mensajero al que no le fuera inspirado: No hay dios excepto Yo. ¡Adoradme! » [Sûrah 21 – Âyah 25].

A través de la creencia y de la certitud en su significación,  y sometiéndose a ella, alcanzamos la fe (al imân). Si la pronunciamos con sinceridad, y si actuamos de acuerdo con ella, resulta el Islam. Alcanzando a la vez la creencia correcta y la sumisión a Su autoridad, entonces aparece en el corazón la realidad de la excelencia (al
 ihsân).

La frase del taw
hîd está también llamada «frase del testimonio», de sinceridad, de realidad, de verdad, de promesa, de fe, de piedad, « la buena palabra », « la palabra durable », « la palabra de Allâh la más exaltada », « la palabra de intercesión », « el precio del Paraíso » y « la llave del Paraíso ».

Es con ella que uno entra en Islâm, y la última cosa con la cual deja este mundo, para el Jardín de la beatitud eternal. Así como lo dice el
 hadîth, en el sentido : « El cuyas últimas palabras en esta vida son « Lâ ilâha illa Llâh » entrará en el Paraíso. » [Abû Dâwud y Ahmad]. Es la primera obligación, y también es la última. Quienquiera la pronuncia sinceramente, y muere siguiendo haciéndolo, entrará en el Jardín, como lo afirma el hadîth. Pero el que la rechaza con arrogancia, sea por rechazo o por politeísmo, entrará en el Fuego, y no existe peor morada que esta.  
« Pero es cierto que aquellos cuya soberbia les impida adorarme, entrarán en Yahannam humillados. »
 [Sûrah 40 – Âyah 60] y « Pero a los que desprecien y sean soberbios, los castigará con un doloroso castigo y no encontrarán, fuera de Allah, ni quien los proteja ni quien los defienda. » [Sûrah 4 – Âyah 173] y « Quien asocie algo con Allah, Allah le vedará el Jardín y su refugio será el Fuego. » [Sûrah 5 – Âyah 72].

« Lâ ilâha illa Llâh » significa que Allâh Sólo es digno de adoración. Allâh es el nombre que designa la Esencia Muy Santa, El Existente necesario, El que posee todos los atributos de perfección y de majestad, que es exento de tener asociados, pares o semejantes, de todo atributo y estado que no conviene a Su gloria y a Su amplitud. Pues es el Único Dios, el Eternal, El que no engendra y que no fue engendrado, que no tiene semejante. No hay Dios fuera de Él, alabado sea, más allá de toda comparación. No tiene asociado en Su Esencia, ni Sus Atributos, ni Sus Actos; a Él pertenecen la soberanía y todas las alabanzas, El que es Potente sobre todas cosas. »
 
Fin de citación. 

Referencia :
 Miftah Ul Jannah del Imâm Al Habîb Ahmad Mash-hûr Al Haddâd (que Allâh le haga misericordia).

http://www.at-tawhid.net/pages/Attawhidnet_en_espanol-4012453.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada