StatCounter

sábado, 12 de julio de 2014

La importancia de la práctica del Islâm para todo musulmán (Sayyidunâ Rasûlu Llâh & At Tijânî)




Allâh (exaltado sea) dijo : « ¡Seguid lo que os ha descendido de vuestro Señor y no sigáis a ningún protector fuera de Él ! » [Sûrah 7 – Âyah 3].

Y dijo también (exaltado sea) : « Lo que os da el Mensajero tomadlo, pero lo que os prohíba dejadlo. » [Sûrah 59 – Âyah 7].

Y también : « Quien obedece al Mensajero está obedeciendo a Allah. » [Sûrah 4 – Âyah 80]. 

Mencionemos ahora el hadîth relatado por el Imâm Muhammad Al Bukhârî (que Allâh le haga misericordia) en su Jâmi' Us Sahîh, según Sayyidunâ 'Umar Ibn Al Khattâb (que Allâh esté complacido con él), en el cual el Profeta (que la Paz y las Bendiciones de Allâh estén con él) dijo, en el sentido : « El Islâm está construido sobre cinco bases: El testimonio de que no hay dios fuera de Allâh y que Muhammad es Su servidor y mensajero, la práctica [rigurosa] de la oración, el pago de la zakâh, la peregrinación obligatoria (a Makkah) y el ayuno del Ramadân. » 

Y el Imâm Al Bukhârî (que Allâh le haga misericordia) relató también según Sayyidunâ Abû Hurayrah (que Allâh esté complacido con él) que el Profeta (que la Paz y las Bendiciones de Allâh estén con él) dijo, en el sentido : « Toda mi comunidad entrará en el Paraíso, excepto el que renuncia a este. » Los Compañeros presentes se asombraron de esto y preguntaron al Profeta : « Oh Mensajero de Allâh ¿Quién podría renunciar al Paraíso ? » A lo que respondió : « El que me obedeció entrará en el Paraíso, pero el que me desobedeció habrá entonces renunciado a este. »

Pues es obligatorio para todo musulmán practicar las obras de adoración impuestas por el Señor de los mundos, notamente las cinco oraciones cotidianas, la limosna anual (az zakâh)si sus rentas son suficientes, según la legislación musulmana, el ayuno del mes de Ramadân si tiene la capacidad física de realizarlo, la peregrinación por lo menos una vez en su vida si los medios físicos y materiales le permiten realizarla, pero también todas las otras obligaciones que comporta la religión del Islâm. Y todo esto vale también para toda persona reconvertida al Islâm. No existe en Islâm un estatuto de «musulmán no-practicante», porque el Islâm es una religión con un fondo y una forma, un espíritu y una letra, una fe y una práctica, y rechazar la práctica del Islâm pretendiendo hacer parte de esta religión es un extravío evidente que pone en tela de juicio la fe de este tipo de persona no-practicante. 

Es así que el Imâm Ahmad Ibn Muhammad At Tijânî (que Allâh le haga misericordia) dijo: 

« Sabed, y que Allâh os haga misericordia, que los hombres no fueron creados en este mundo excepto para la adoración de Allâh (exaltado sea) y para cumplir con Sus mandamientos, dejando Sus prohibiciones. Ciertamente, el fiel cumplimiento de los mandamientos de Allâh (exaltado sea) y el respeto de Su Derecho hace parte de los deberes los más esenciales, y de las más importantes orientaciones hacia Allâh (exaltado sea), es así que fue decretado por la Estación Divina y la ley profética.

De hecho, dice (glorificado y exaltado sea) : « Y no he creado a los genios y a los hombres sino para que Me adoren. » [Sûrah 51 – Âyah 56]. 

Y dice (glorificado y exaltado sea) : « ¿Acaso no hice un pacto con vosotros, hijos de °Âdam, de que no adorarais al Shaytán ? Realmente él es un enemigo declarado para vosotros. ¿Y que me adorarais a Mí ? Esto es un camino recto. » [Sûrah 36 – Âyât 60 y 61].

Y dice (glorificado y exaltado sea) : « Verdaderamente la nación que formáis es una y Yo soy vuestro Señor, adoradme pues. » [Sûrah 21 – Âyah 92].

Y dice (glorificado y exaltado sea) : « Y obedeced a Allah y al Mensajero para que se os dé misericordia. » [Sûrah 3 – Âyah 132].

Y dice (glorificado y exaltado sea) : « Estos son los límites establecidos por Allah.
Quien obedezca a Allah y a Su mensajero, Él le hará entrar en jardines por cuyo suelo corren los ríos donde serán inmortales. Ese es el gran triunfo. Y quien desobedezca a Allah y a Su mensajero y traspase Sus límites, le hará entrar en un Fuego en el que será inmortal y tendrá un castigo denigrante. »
 [Sûrah 4 – Âyât 13 y 14].

Y muchos otros versículos siguen esta incitación sobre el asunto. » [Jawâhir Ul Ma'ânî]. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada