StatCounter

jueves, 30 de enero de 2014

¿BAILAMOS ESTA NOCHE? ... ¿SI? ¿NO?



Sin temor a equivocarme, existe mucha gente que mira el baile como algo deseado, esperado y llamativo. Todo se facilita para hacerlo más atractivo; normalmente las luces son tenues, la música es suave y romántica, las muchachas se visten llamativamente, todo es casi irresistible y más aún, todo el mundo parece gustarle el baile y muy pocos lo rechazan. ¿Existe algo de malo?. ¿Es correcto participar en esta actividad?.

Permítanme ser franco. ¿Existe alguna duda de que las pistas de baile son decoradas casi en su totalidad, con una tónica de atracción hacia el sexo opuesto?. Los participantes asumen poses con relación a su pareja, que ciertamente no serían toleradas en ningún otro lugar. Se dice que la esencia del buen baile, radica en la cercanía corporal de la pareja y de hacerla mover a la misma, tanto como a uno le plazca.

EL BAILE ES PROVOCAR DESEOS SEXUALES INAPROPIADOS.
En el baile no existe la decencia, ni la vergüenza. La música es rápida y movida, o suave y seductiva. La vestimenta de las muchachas es lo más corto y sugestivo y el contacto corporal es lo más cerca posible. El testimonio de muchos que han pasado por esta experiencia, es que el baile definitivamente levanta deseos sexuales impropios.

En el baile existe un peligro inminente, que vale la pena ponerlo de manifiesto.

Por un lado sabemos que Dios hizo que se produzcan instintos vitales. Mediante ciertos estímulos entre el hombre y la mujer, se producen fuertes deseos, que abren paso a la preservación de la especie humana.

Estos fuertes estímulos y deseos son correctos en el lugar apropiado y solo entre aquellos que están legalmente unidos por las leyes de Dios.

Por otro lado es totalmente errado y pecaminoso promover estos deseos y pasiones entre aquellos que no se pertenecen así mismos; nadie tiene derecho legal para promover estas satisfacciones íntimas que son pura y estrictamente maritales.

MEDITE Y TOME SU DECISIÓN DE NO CONTINUAR.
Existen muchachas que pueden decir que la pasarían toda la noche bailando, sin tener ningún pensamiento incorrecto; esto podría ser cierto, pero dudo mucho que esto suceda en todos los casos. Estoy completamente seguro que ningún muchacho normal, podría aguantarse una mirada, un pensamiento inocente, o más, en medio de un grupo de chicas atractivas, con vestidos transparentes, escotados y provocativos.

Permítanme probar lo que digo. ¿Cuánto se podría aguantar el baile solo entre hombres o solo entre mujeres?. No mucho o nada ¿verdad?. No hay duda que la motivación del movimiento del baile es provocar la atracción en la pareja del sexo opuesto; solo que esta dádiva, en la gran mayoría de los casos, produce estos privilegios en la pareja no legalmente permitida.

Otros quizás pueden argumentar que el baile enseña gracia, armonía corporal, entre otros. Quizás así sea, pero si el precio de esta "gracia" cuesta pisotear la castidad, la modestia, la vergüenza y la pureza de pensamiento, no es para nada un buen intercambio, por decir lo menos.

Mi opinión personal, es que el baile constituye una de las más agudas armas diabólicas para el deterioro de la moralidad de las sociedades. Mi consejo:

¡MANTÉNGASE LO MÁS ALEJADO POSIBLE!.
PENSAMIENTOS DE GALENOS FAMOSOS:
Las discotecas y pistas de baile son las modernas "sala-cunas" de los juicios de divorcio; también son las salas de exhibición de la promiscuidad y la prostitución; así como también son los escenarios de graduación de las escuelas del vicio y de la infamia.
Dr. L.L. Hollingworth.

RECORDEMOS LAS PALABRAS SABIAS DEL DR. E.S. SONNERS:

" Mi óptica del baile moderno es que es un retroceso hacia el salvajismo cavernícola. Como un hombre de medicina, yo sinceramente catalogo al baile social, como una actividad improductiva con alto riesgo pecaminoso. Mi apreciación es que el baile es la antesala preliminar a la traición conyugal. El baile no constituye más que una disipación sin bases morales, una escapatoria a la realidad, con expresiones físicas animales del nivel más bajo.

Si analizamos lógicamente, ¿sería algo normal bailar entre hermanos y hermanas?, o entre ¿ padres e hijos?. Sólo el pronunciar esta palabra "baile" debe ponernos en alerta del peligro inminente de lo que implica el acercamiento físico ilícito, hacia una pareja que no le pertenece a uno legalmente... Nosotros los médicos sabemos que la experiencia de millones de hogares destrozados prueba el testimonio de mis aseveraciones".
Por : William Orr
Traducción al Castellano: Imam Yahya
Tomado del folleto: Dance Tonight?. IPCI. RSA

MAS INFORMACIÓN

Calle 18 de septiembre No. 114 y General Plaza
Telf. (593-2) 223-7654 / 295-4542
Fax. (593-2) 228-4416
Casilla 17-01-499
Quito-Ecuador -Sudamérica

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada